Renovamos la imagen de la empresa de artes gráficas IMAGE MAKERS y estrenamos nuevo logotipo. El reto al que nos enfrentábamos era sintetizar el espíritu de la marca (creadora de soportes publicitarios y packaging) en un logotipo que transmitiese tanto nuestros orígenes dentro de las artes gráficas, como los valores artesanos propios de nuestro oficio en un lenguaje gráfico minimalista y contemporáneo.

Para ello desde nuestro equipo creativo, decidimos descartar los software de diseño, y optamos por utilizar la caligrafía como herramienta. Para ello contamos como la mano ejecutora de uno de nuestros valiosos componentes, la calígrafa Esther Gordo. El equipo coincidió en que esta disciplina de naturaleza artística y apartada de procesos estandarizados, trasladaría en el diseño resultante, la importancia del factor humano y las técnicas manuales que se combinan con los mecánicas dentro de los procesos de fabricación de IMAGE MAKERS.

Como resultado se ha conseguido un logotipo en el que las letras I y M forman un diseño sólido, sobrio y minimalista, pero que a su vez incluye la belleza del trazo que da el pulso humano en la plumilla. El logotipo y su forma en zigzag nos evoca al proceso del manipulado del papel y su plegado. A todo ello añadir que dándole muchas, muchas vueltas… el logotipo que se ha conseguido un ambigrama, un diseño que es capaz de leerse a pesar de girarlo sobre su eje 180º.